4 pasos para realizar un comentario de texto histórico

    0
    263

    El comentario de texto histórico tiene como objeto comprender una época histórica a partir de los elementos proporcionados por el texto. Por ello es importante situar el documento en su contexto, saber lo que su autor (autores) ha dicho, cómo lo ha dicho, cuándo, por qué y dónde, pero siempre relacionándolo con su momento histórico.

    Pasos para realizar un comentario de texto histórico

    Para la realización del comentario estableceremos los siguientes pasos:

    1. Lectura y comprensión del texto.
    2. Clasificación del texto.
    3. Análisis del texto.
    4. Comentario del texto
    Para la realización del comentario de texto histórico estableceremos los siguientes pasos

    1.Lectura y comprensión del texto.

    En primer lugar haremos una lectura general del texto que nos aportará la primera idea acerca de su significado. A continuación con una segunda lectura será necesario realizar el subrayado de los términos más relevantes, de las ideas principales y secundarias y por último escribir algunas anotaciones que nos ayuden a comprender el signficado de los conceptos más complicados.


    2. Clasificación del texto.

    La clasificación correcta del texto constituye el paso inicial del análisis y comentario. En esta parte del trabajo es necesario precisar una serie de aspectos que hay que determinar:

    a. Naturaleza
    b. Circunstancias espacio-temporales
    c. Autor
    d. Destino y finalidad

    a) Naturaleza. En este primer punto debe determinarse el origen del texto, es decir, si es una fuente primaria o secundaria; y además, la temática del texto.

    Una fuente primaria es cuando el documento está escrito en el momento en el que suceden los hechos. Y secundaria cuando son documentos que no fueron escritos contemporáneamente a los hechos estudiados.

    Según sus características, un texto puede clasificarse en:

    1. Jurídico: cuando tiene carácter legal, emana de fuentes legales o establece normas de derecho, bien a nivel nacional o internacional.

    2. Histórico-literario: cuando posee un notorio carácter subjetivo, emanado directamente de la trayectoria personal de un individuo o grupo, en la que se refleja o proyecta el proceso histórico.

    3. Narrativo: cuando está relacionado o emana de un hecho, circunstancia o proceso histórico determinado, en función del cual argumenta el autor.

    5. Otros tipos: judiciales, fiscales, contractuales, económicos, religiosos, geográficos, etc.

    Algunos textos pueden ser clasificados o incluidos en más de uno de estos apartados.

    b) Circunstacias espacio-temporales. En este paso hay que determinar cuándo y dónde fue escrito el texto. En este sentido, es imprescindible señalar:

    La fecha exacta o aproximada en la que el texto fue elaborado. Aquí debemos fijarnos en la fecha del texto (si tiene) o en cualquier otro elemento que ofrezca el título o su contenido. Además de situarlo cronológicamente es necesario situar el texto en lugar donde fue escrito, de esta manera podemos indicar de la mejor manera las circunstacias espacio- temporales del texto.

    c) Autor. Suele ser individual o colectivo. Si es individual y relevante hay que especificar sus datos biográficos más importantes y su relación con el texto.

    d) Destino y finalidad. Si va dirigido a un particular (una carta) o a una colectividad (una ley o Constitución). Con lo de finalidad nos referimos a si tiene un carácter público o privado, si es personal u oficial y si abarca un ámbito nacional o internacional. En definitiva, qué pretende su autor o autores.


    3. Análisis del texto.

    En este apartado debemos extraer la siguiente información: ideas principales y secundarias, explicación de los personajes, referencias, hechos o lugares, palabras clave, acontecimientos específicos y términos de contenido histórico que aparecen en el texto. Por último se deberá realizar un breve resumen del contenido.


    4. Comentario del texto.

    Se trata de tomar el texto como base para desarrollar el momento histórico en sus aspectos más generales. En este apartado no debemos explicar todo el tema, solo lo relacionado con los contenidos del texto, debido a esto estableceremos: los antecedentes, el desarrollo del contenido relacionándolo con el texto, la consecuencias donde incidiremos en la influencia sobre los acontecimientos futuros y por último indicaremos la conclusión de la forma más original posible.

    En definitiva, el comentario de un texto histórico será de gran utilidad para comprender mejor los acontecimientos históricos de la Edad Antigua, Edad Media, Edad Moderna y la Edad Contemporánea.

    Para saber más os dejo los siguientes enlaces:

    www.claseshistoria.com

    https://juanjoromero.es

    Compartir

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.