Órdenes clásicos

0
3920
Órdenes clásicos

En el terreno de la arquitectura y antes de abordar detenidamente los “ÓRDENES CLÁSICOS”, vamos a dar algunos rasgos característicos de la arquitectura griega:

  • Frente a la monumentalidad egipcia, en Grecia la escala utilizada es humana. Esta idea la resumió Protágoras en la máxima: “El hombre es la medida de todas las cosas”.
  • Es arquitectura arquitrabada, de apariencia serena y equilibrada, al basarse en una estructura de líneas horizontales y verticales.
  • Arquitectura matemática, donde proporción y equilibrio se respetan escrupulosamente. Sin embargo, la búsqueda de la armonía visual podía obligar a separarse de las medidas matemáticas mediante los “refinamientos ópticos”.
  • Como material en principio se utilizo la piedra arenisca (“poros”). El mármol se usó a partir de mediados del s. V.
  • El aparejo es isodomo: los sillares son perfectamente uniformes y una vez construido se alisan y unen con grapas metálicas.
  • Aunque se ha perdido se utilizaron colores (azul, rojo y dorado) para enriquecer la arquitectura.
  • La decoración característica es el meandro, la espiral, la roseta, las ondas, las ovas y las perlas.

Estas ideas se plasman en arquitectura mediante la aplicación del concepto “ORDEN ARQUITECTÓNICO”. Los órdenes clásicos son una determinada forma de combinar los elementos arquitectónicos estableciendo una relación proporcional entre ellos. La unidad de referencia era el diámetro de la columna que multiplicado o dividido establecía las dimensiones de todas las partes. Los elementos básicos eran la columna y el entablamento que variaban en cada orden. Son tres: dórico, jónico y corintio.

Orden Dórico

Órdenes clásicos
Órdenes clásicos

En el dórico la columna arranca directamente de un pedestal (estilobato). El fuste, compuesto de tambores superpuestos, recorridos verticalmente por 20 estrías de arista viva o cortante. Sobre él se asienta el capitel, elemento que consta de una moldura circular llamada collarino y un núcleo principal compuesto por el equino y el ábaco de procedencia posiblemente cretense.

Sobre estos elementos verticales destacan otros horizontales que sostienen la techumbre, primero el arquitrabe que generalmente carece de adornos, después el friso dórico compuesto en el exterior por la alternancia de triglifos y metopas, éstas con decoración pintada o estipulada; todos estos elementos componen el entablamento.

Orden Jónico

De todos los órdenes clásicos el Jónico se caracteriza por ser más esbelto, rico y elegante (columnas son 9 veces el diámetro). El fuste se apoya sobre una basa de  tipo jónico, con un plinto sobre el que se asientan tres pares de molduras convexas, separadas por  dos cóncavas (escocia) y en lo alto una gran moldura convexa (toro). El fuste, que suele ser monolítico, presenta 24 estrías no cortantes y carece de éntasis en ocasiones, aunque sí disminuye su diámetro de abajo a arriba.

jonico e1537377140841


Su capitel cuenta con un pequeño collarino de perlas y un equino muy característico con flechas, ovas y dos volutas laterales enrocadas es espiral (tomadas de modelos eólicos), el ábaco, más fino que el dórico se ornamenta con hojas y dardos. Su entablamento difiere del otro estilo notablemente, pues el arquitrabe está dividido en tres bandas horizontales, llamadas “facias” y el friso es corrido permitiendo los relieves decorativos: finalmente la cornisa  es menos volada y suele ir adornada.

Orden Corintio

Deriva del jónico, y la única diferencia se halla en el capitel, que es, sin embargo, lo que lo caracteriza; éste está formado por dos cuerpos, el inferior con doble fila de hojas de acanto de las que arrancan largos tallos que se enroscan en los ángulos a modo de pequeñas volutas llamadas caulículos, y el superior que es un ábaco curvo y fino. La columna es 10 veces el diámetro del fuste.

En los tres órdenes clásicos, sobre sus correspondientes cornisas, se alzan frontones triangulares resultantes del empleo de la cubierta a doble vertiente. El espacio interior del frontón, el tímpano, suele estar decorado con esculturas o relieves polícromos, y en esquinas y vértices se levantan grandes adornos en forma de monstruos o figura humana, son las acróteras.

Todos estos estilos se aplicaran en el edificio más importante del arte griego, el templo, a través de él veremos el desarrollo de la arquitectura.

Un poco más sobre órdenes clásicos.

Si quieres saber más sobre arte griego lee aquí.


Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.