La conversión de San Pablo

0
826
Conversion San Pablo Caravaggio
Clasificación

Conversión de San Pablo. 1600-1601 Óleo sobre lienzo 230x175cm Roma, Santa María del Popolo, Capilla Cerasi.

 

 

 

 

 

Descripción

Si atendemos a la estructura formal de la composición, Caravaggio acerca las figuras al observador situándolas en primer plano. Detrás, en un segundo plano, el fondo de la habitación se funde en negro. Por el mayor espacio que ocupa, el caballo es el principal elemento dominador de la escena. Adopta una pose tranquila, sujetado por el escudero y en contraposición de la figura escorzada en el suelo de Pablo, el cual alarga los brazos para recibir la revelación de Dios, que podemos ver en el ángulo superior derecho de la pintura representado a través de unos haces de luz. Pablo se encuentra en este momento con los ojos cerrados, como metáfora de que a pesar de estar cegado por la mirada física, “ve” a través del espíritu, la gracia de Dios.

A diferencia de Pablo, el criado o escudero está de pie mirando al suelo y ajeno a lo que está ocurriendo ya que según los Hechos de los Apóstoles 22, los acompañantes de Pablo no oyeron la voz de Jesús.

En cuanto a la paleta cromática, Caravaggio optó por usar una gama ocre por casi toda la superficie pictórica. Así mismo utiliza un tono más cercano al rojo  en la vestimenta de Pablo para enfatizar su figura. El color, junto con el realismo de sus personajes y de la escena, y la introducción del tenebrismo fueron sus grandes novedades técnicas. Mediante esta última, la luz es utilizada de forma selectiva para resaltar ciertas zonas de la composición, al tiempo que hace desaparecer en la oscuridad otras partes de ella, es lo que se conoce como el contraste de claroscuro, donde se modelan las figuras de forma tridimensional a través de la luz.

Comentario

En 1600, Caravaggio comenzó a pintar 4 cuadros para Tiberio Cerasi sobre la conversión de San Pablo y la Crucifixión de San Pedro. La primera versión de la Conversión no fue aceptada por el Hospital de la Consolación una vez ya muerto Cerasi. El Hospital estaba capacitado para juzgar los encargos de la Capilla y las razones del rechazo de esta primera obra no estaban claros. En muy poco tiempo, Caravaggio vuelve a plantear el tema y siendo fiel a los textos de San Pablo, desarrolla una escena en el que el movimiento aparece congelado dentro del interior de un establo.

Pablo, vestido como un soldado normal, iba camino de Damasco cuando ocurrió el momento descrito en el cuadro para apresar a cristianos. Estando cerca de su destino se vio rodeado de unos rayos de luz que provenían del cielo haciendo que cayera de su caballo al suelo, desde donde oyó una voz que le decía:”Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?” a lo que Pablo contestó preguntando quién era, recibiendo como contestación:”Yo soy Jesús a quien tu persigues. Levántate y entra en la ciudad, se te dirá que hacer.” Pablo estuvo tres días sin poder ver, ciego, en Damasco, sin comer ni beber.

Michelangelo Merisi se inició en el taller de Simone Peterzano, un pintor que trabajaba a la manera tardomanierista, un estilo bastante artificial enseñado en las Academias de Bellas Artes y que se basaba en la idealización. Caravaggio, una vez que llega a Roma, comenzará a pintar naturalezas muertas y pinturas de género muy cercanas a la tendencia de algunos pintores del siglo XVI que eran contrarios a la maniera.

Poco antes de comenzar La Conversión de San Pablo, Caravaggio recibe el encargo de la Capilla Contarelli, donde debía pintar tres obras referidas a San Mateo. La observación del natural que Caravaggio hizo del Santo en la primera versión resultó muy lejana de los cánones de San Luis de los Franceses y tuvo que hacer otra pintura. En estas obras comenzamos a ver lo que después hemos constatado en la Conversión: figuras más cercanas al espectador, escorzo, realismo, perspectiva atmosférica, luz. Eran pinturas contextualizadas dentro de las directrices de la Contrarreforma, que pretendían un arte que incitase a la emoción humana a través de personajes y escenas muy cercanas al sentir popular.

La fama de Caravaggio llega tras estas pinturas de la capilla Contarelli, que le permiten recibir el encargo de Tiberio Cerasi para su capilla de Santa María del Popolo. Cerasi,el rico tesorero de Clemente VIII, quería una obra sobre la crucifixión de San Pedro, una sobre la conversión de San Pablo y otra sobre la Asunción. Para ello, encarga esta última pintura a la otra gran personalidad de la pintura romana del s. XVI: Anibale Carracci, que representaba estéticamente lo opuesto a Caravaggio, el tardomanierismo boloñés. La obra de Carracci, aceptada inmediatamente, ocupó el centro de la capilla, mientras que las dos pinturas finales (tras dos primeras versiones) de Michelangelo se ubicarían en los laterales, siendo realizadas también para ser vistas desde este punto de vista.

Bibliografía

AAVV: Caravaggio. Los grandes genios del arte. Biblioteca El Mundo. Primera Edición, 2003.

De Rynck, Patrick: Cómo leer la mitología y la Biblia en la pintura. Electa, 2008.

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.